Siete razones por las cuales Hillary Clinton es mejor (o menos peor) que Donald Trump

Este artículo habla sobre las elecciones de Estados Unidos de Norteamérica. Si a usted no le interesan esas elecciones, igual lealo y compártalo. Digo, lléveme en la buena, pues. Cuando decidí instalarle un blog a mi página de internet lo hice con el propósito de montar noticias y videos sobre tecnología. Han pasado cinco años desde eso y, bueno, ha sido imposible. Pero eso sí, sale cualquier cosa pendejamente relevante en política y ahí me tienen trasnochando. En fin.

A continuación voy a enumerar siete razones por las cuales Hillary Clinton debería ser la presidenta de los Estados Unidos de Norteamérica, aunque estoy seguro la elección la ganará Donald Trump. ¿Por qué? Bueno, vean como acabó lo del Brexit y las negociaciones de paz en Colombia. Es como si algún dios o el mismísimo Cthulhu quisiera que todo este planeta se fuera al carajo. Aquí vamos:

  1. Donald Trump está «profundamente preocupado en buscar arreglar relaciones políticas con Rusia», aunque su verdadero objetivo es económico-personal (ya que es ampliamente conocido que su organización tiene negocios jugosos en ese país). Y para que estemos en contexto: que un país arregle sus relaciones políticas con sus pares es algo muy positivo, y más cuando se trata de un país potencia como Rusia. El problema es, cuando en el proceso, se tiene que hacer el de la vista gorda ante el maniático expansionismo de su líder, el señor pecho en pelo lomo plateado de Vladimir Putin, que ha llevado a Rusia a emprender varias guerras (como las chechenas, la georgiana, la de Ucrania, y ni se diga ahora que se está metiendo también en la de Siria). En cuanto a expansionismo, Hitler estaría orgulloso. (Más info al respecto:
    http://www.elnuevoherald.com/noticias/estados-unidos/article92821412.html).
  2. Donald Trump ha manifestado repudio por la OTAN y su intención de disminuir el gasto militar en ella es un hecho. Esto, por supuesto, a nosotros como latinoamericanos nos es indiferente y los más irracionales de la izquierda regresiva deben estar saltando en una pata. “POR FIN SE ACABARÁN LAS INVASIONES NORTEAMERICANAS”, gritarán algunos. Sin embargo, la comunidad europea está tremendamente preocupada, porque resulta que la «guerra en medio oriente» no está sucediendo en medio oriente solamente, sino en Europa. Por no ir muy lejos, es un hecho noticioso bastante amplio los múltiples atentados que han realizado los del Daesh en varios países Europeos, y sin ir más lejos, hace poco en una localidad de España se capturó a un reclutador del Daesh (Nota de prensa:
    http://www.huffingtonpost.es/2016/10/11/daesh-detenciones_n_12438282.html). Claro, la gente en México, Colombia, Ecuador, Argentina, Latinoamérica en general seguro estarán contentos porque USA disminuya su gasto militar en la OTAN ya que eso nos beneficia a todos en, bueno, básicamente en nada.
  3. Que Hillary sea una persona honesta, ética, honorable, etc., siempre estará en entredicho. Muy probablemente no lo es, como la grandísima mayoría de los políticos en Estados Unidos. La presidencia de EE.UU. solo estará en manos de alguien honesto cuando permitan que un político colombiano o mexicano se pueda lanzar. Sí, la afirmación anterior no se la cree ni el más tonto. Pero ya hablando en serio, el día que un candidato hermoso, honesto, ético y honorable se lance a la presidencia de cualquier país, terminará perdiendo la elección o en el peor de los casos, muy muerto. Lastimosamente en política, y en un cargo de tan alto nivel, no se trata de elegir al «más buenagente» sino al más capacitado. Habiendo dicho esto, cualquier acusación en contra de Hillary es vacía al lado de su capacidad para gobernar (porque vamos, Trump no es que sea el ejemplo de hombre honorable, pero toca elegir entre uno de los dos ya que el resto de candidatos poco o nada tienen de intención de voto). Como Secretaria de Estado hizo un buen trabajo. Sí, con errores (e incluso con acusaciones de negocios ilícitos), con falencias, con escándalos, pero no es la primera, ni será la última. Al menos ella ya demostró talante para este trabajo. Si no creen, miren a los caleños que salieron a votar por un «candidato diferente a la Alcaldía de Cali, un empresario modelo sin experiencia en política pero honorable», y tenemos este desorden de ciudad. (Gracias Cho……, con vos empezó todo ¬¬)
  4. Donald Trump promete el cielo y las estrellas, es un buen demagogo y tiene las dos características del populista: 1. no le importa quedar mal y 2. miente indiscriminadamente. ¿recuerdan las alocuciones de Chávez? ¿Su campaña para ganar la primera presidencia? Bien, pues el populismo no respeta ni la derecha (Uribe, PRI) ni la izquierda (Chávez, Ortega), y tontos que vayan detrás de un monigote solo «porque es chido, es que es frentero, es que con él ya sabemos a qué nos atenemos» nunca van a sobrar. El discurso de Hillary es menos popular (razón por la cual disminuye en las encuestas) pero es mucho más aterrizado. Por lo menos ella tiene un plan (sí, en muchas cosas un remedo de plan, pero bueeh). Trump no tiene una puta idea de como gobernar.
  5. Trump quiere desmontar Obamacare, y para ello ha hecho afirmaciones de su mal funcionamiento (lo cual es falso, ya que como todo programa gubernamental NO es excelente, pero bastante ha ayudado). Hillary lo quiere impulsar, quiere invertirle más dinero y mejorarlo. Obamacare ha dado cobertura en salud a miles de estadounidenses (e inmigrantes) que no estaban cubiertos.
  6. Trump quiere bajar los impuestos a la riqueza y subir impuestos de la base (la clase obrera) al mejor estilo de los que prometen no subir los impuestos en campaña para luego clavarse al pueblo (cof, cof, Juan Manuel, cof, cof, Santos, cof). Candidato populista, que le tira duro a la clase trabajadora popular y, curiosamente, logra un gran apoyo ¿popular? Esto definitivamente debería entrar a libro de los Records Guinness.
  7. Trump es racista y misógino. Hillary, por el contrario, ha apoyado las minorías (cuando fue Primera Dama lo hizo y como Secretaria de Estado también). Estas cosas parecerán nimiedades, pero cuando se trata de la persona que tiene en su mano derecha los códigos nucleares, cuando se habla de que cualquier comentario en contra de un país puede hacer que las bolsas de valores se caigan, el precio del dólar empiece a rebotar como pelota de tenis, pues ya la cosa cambia, ¿no?

Y para terminar, quiero decir que no voy a meter “el muro” en el listado. Digo, lo siento amigos mexicanos, pero si ustedes tuvieron los huevotes para elegir como presidente a un hermoso pero incompetente político como Enrique Peña Nieto, ahora se aguantan que “Don Kike” no solo se deje meter el muro, sino que los ponga a ustedes a pagarlo. Ojalá eso sea una bonita enseñanza para no votarle al PRI en las próximas elecciones.

Por: JohnWMartinez

La guerra sucia y el “todo vale” de la campaña a la alcaldía

A falta de poco más de tres meses para las elecciones a la Alcaldía de Cali ya varios candidatos están afinando su campañas junto a sus respectivos equipos de trabajo, a los cuales por supuesto pertenecen el departamento de medios y comunicaciones. Y campaña que se respete, debe tener objetivos claros: algunos candidatos invierten en mejorar su imagen, otros en mostrar unidad y no falta el que invierte en que la gente lo conozca más. Sin embargo, campaña a la alcaldía de Cali que se respete (desafortunadamente) tiene que tener sus lados oscuros.

guerra-sucia-1

Continúa leyendo La guerra sucia y el “todo vale” de la campaña a la alcaldía

“La Democracia de USA ha sido hackeada. Pero Internet puede salvarla”. Al Gore.

al-gore (1)

El ex-vicepresidente de los Estados Unidos de América, Al Gore, habló en favor de liberar internet de los grandes industriales y políticos, afirmando que las grandes corporaciones y empresas han hackeado la democracia en Estados Unidos.

Hablando sobre su nuevo libro “The Future” (El futuro), Al Gore habló en entrevista para la cadena BBC, sobre las comunicaciones a nivel mundial como uno de los caminos para el cambio.

Continúa leyendo “La Democracia de USA ha sido hackeada. Pero Internet puede salvarla”. Al Gore.